Looks like you're from United States YesNo

Entrar

​Siete consejos de una personal trainer para evitar el aumento de peso en Navidad

​Siete consejos de una personal trainer para evitar el aumento de peso en Navidad

14.12.2021 6 minutes

Las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina. Para muchos de nosotros, puede ser un periodo estresante y no sólo por los regalos, sino sobre todo por la cantidad de comida y el posible aumento de peso. ¿Sientes que cada año te vas convirtiendo en este dulce y esponjoso bizcochuelo? Hay dos tipos de entusiastas del fitness: los que ven la Navidad como cualquier otro día, quizás se permiten un poco más de capricho y los que deben restringirse desde la Fiesta de San Nicolás hasta la Nochebuena. Convertirse en miembro del primer grupo requiere práctica y pensamiento positivo. Nuestra chica de NEBBIA y personal trainer, Klaudia Mikitkova, te dará algunos consejos para que no arruines tus progresos en materia de fitness durante las fiestas. Con estos consejos, ¡empezarás el nuevo año sin ganar peso de más! Como extra, al final encontraras una receta de galletas de miel saludables.

Comiendo sin culpa por lo comido y sin aumentar de peso

Como personal trainer, me preocupan los progresos de mis clientes tanto durante las fiestas como durante el resto del año. Comprendo que somos humanos y que, cuando éramos niños, la época navideña era una ocasión para comer bien y sentarse frente al televisor. Puede llevar años crear nuevos hábitos asociados a la Navidad. Personalmente, también bajo mi ritmo y me dedico a descansar en este periodo, evito las sesiones duras de entrenamiento en el gimnasio y me divierto mientras horneo postres saludables. Disfruto de la compañía de mi familia y del delicioso menú navideño. Sin embargo, el día de Año Nuevo, me subo a la báscula y me bajo con una sonrisa en la cara. ¡Gracias a estos consejos evito el aumento de peso!

1. ENCONTRAR FORMAS DE HACER ACTIVIDAD FÍSICA

Si dejas de hacer cualquier actividad física durante un periodo prolongado, puede aumentar la cantidad de grasa corporal, y puedes perder la forma. Puedes evitarlo realizando cualquier actividad física por un periodo entre 30 y 60 minutos al día. El simple hecho de dar un paseo de media hora es muy útil y también puede motivarte mentalmente. Deberías hacer al menos los famosos 10.000 pasos al día, por ejemplo, prueba a salir de paseo o de excursión con tus seres queridos.

2. RUTINA DE ENTRENAMIENTO

Hay muchas excusas para no hacer ejercicio durante las vacaciones, créeme, yo también me identifico. Todos los días vienen invitados, hay que preparar postres y golosinas y un poco de limpieza tampoco vendría mal. Si tienes un plan de entrenamiento, es importante que lo hagas lo mejor posible y lo cumplas. Plantea tus sesiones de entrenamiento con antelación e intenta hacerlas por la mañana, cuando no hay invitados ni otras responsabilidades. Cuanto más te muevas por la mañana, más rendimiento energético tendrás durante el resto del día. No hace falta que vayas al gimnasio; un entrenamiento en casa puede ser igual de eficaz. Lo crucial es seguir moviéndose y tener una rutina.

3. NO TODAS LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS SON IGUALES

Durante las fiestas bebemos más de lo habitual. Si nos fijamos en el tradicional ponche de huevo, que contiene una gran cantidad de azúcar y grasa, y bebemos una botella de ponche de huevo al día, podemos sumar 600 calorías extra y, con todos los pasteles y dulces y la tradicional ensalada de patatas, podemos dañar nuestra figura. No hay razón para asustarse, ya que el alcohol en menores cantidades no supone ningún problema. Recomiendo beber vino blanco seco, que es una bebida baja en calorías en comparación con el ponche de huevo.

4. SER CONSCIENTE Y EVITAR COMER EN EXCESO

Siempre les digo a mis clientes que la Navidad no es para comer en exceso ni para la pereza. Tu cuerpo funciona de la misma manera que en cualquier día normal. Disfruta de tu cena como lo harías normalmente, come ese postre si quieres y luego detente. No hay necesidad de glotonería. Recuérdate a ti mismo que si ignoras todas las reglas durante las fiestas, el primero de enero tendrás que aceptar el número que verás en la báscula y la distancia significativamente mayor que habrá entre el botón y su agujero en tus pantalones.

5. COME SÓLO LO QUE TE GUSTA

Todos tenemos nuestros favoritos de Navidad. A mí me encantan las obleas con crema, por supuesto, las como con moderación. Come sólo lo que te gusta de verdad, di no a las cosas que no te gustan. Puedes comer tu postre favorito, pero no pruebes el sabor de los demás y, en su lugar, prueba algunos tentempiés más saludables. Consume frutos secos o fruta, come con regularidad y dale el tiempo adecuado a tu cuerpo para digerir toda la comida.

6. PLANIFICAR CON ANTELACIÓN

Desde sesiones de entrenamiento, actividades al aire libre, hasta tus comidas, ¡planea todo en consecuencia! Si estás intentando perder peso, tienes que ser consciente de lo que comes en todo momento. Anota tu menú para un día determinado, no es necesario el peso exacto de los ingredientes en gramos. Este truco te ayudará a ser más consciente de lo que comes y a evitar los atracones. Además, si planificas tus sesiones de entrenamiento, puedes despedirte de las excusas, ya que las has programado.

7. DISFRUTA DE CADA MOMENTO

No hay razón para entrar en pánico, no te castigues porque hayas comido harina blanca y pescado frito. Si empiezas a pensar demasiado, hay más posibilidades de que hagas recorridos interminables a la ensaladera de patatas. A mí también me entusiasma la Navidad y las tradiciones que la acompañan. Mi mesa festiva está llena de obleas navideñas, ensalada de patata, sopa de col y bombalky (un plato hecho con pan dulce). ¡Tengo un poco de todo! Un día permitido como éste está completamente bien porque soy consciente de que consumo estas comidas una vez al año y ayuno todo el día anterior. Sigue estos consejos y disfruta de las fiestas sin preocuparte por ganar peso extra.

Receta de galletas de jengibre saludables de una personal trainer

Las galletas son una parte integral de la Navidad. Si te gusta preparar versiones más sanas de los platos tradicionales, puedes sustituir el azúcar blanco por la miel, la harina blanca por la de espelta o la integral y en lugar de usar mayonesa en la ensalada de patatas puedes usar yogur blanco. Mi número uno son las galletas de miel, y esta es mi receta para la alternativa más saludable:

Ingredientes

250 gramos de harina de espelta, 50 gramos de aceite de coco, 50 gramos de miel, 50 gramos de azúcar de caña, 50 gramos de nueces molidas, 6 gramos de levadura en polvo, 1 huevo, 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de mezcla de especias para galletas con miel, 1 huevo para la cobertura

Instrucciones

Precalienta el horno a 175 °C y forra tu bandeja de horno con papel manteca. En una olla pequeña, derrite el aceite de coco junto con la miel. En un bol más grande, mezcla la harina de espelta y el resto de los ingredientes secos. A continuación, vierte el aceite derretido con la miel en la mezcla y añade el huevo. Mézclalo todo hasta que obtengas una masa firme, en caso de que sea demasiado pegajosa sólo tienes que añadir más harina. Deja reposar la masa en la nevera durante unos 30 minutos. Después, extiéndela con un palo de amasar y haz todo tipo de formas de galletas con unos cortapastas. Pincela la parte superior de las galletas crudas con huevo batido y déjalas cocer en el horno precalentado durante unos 10 minutos. Ten cuidado de no hornearlas demasiado o se pondrán duras. Guárdalas en un recipiente cerrado.

Feliz Navidad a los fans de NEBBIA y a todos los que aman un estilo de vida saludable.

Klaudia.